Somos madres y mujeres, no esclavas!.

10
180
views

Uy… con lo que me he topado:

La nueva maternidad reclama una mujer trabajadora, «no esclava», que no entra en el mercado laboral «a costa de todo»

A las madres que pensamos así se nos tilda de «antifeministas», nos ven como enemigas, y piensan que estamos echando atrás toda su lucha… no entienden que no se trata de luchas sino de necesidades reales, humanas y esenciales: la maternidad, la lactancia y la crianza hacen parte de nuestra naturaleza como mujeres, y negarla nos anula mas como seres humanos y nos aleja de la verdadera igualdad.

MOTHER KISSING BABY © Constantin Opris

A las nuevas madres quiero darles este mensaje: si han decidido ser madres, procuren disfrutar plenamente de ese maravilloso regalo que es la maternidad; no dejen que la sociedad les quite la posibilidad de disfrutarlo a plenitud, de desarrollar esa feminidad al máximo potencial; no permitan que sus hijos se pierdan del maravilloso regalo que es el amor de la madre, el apego, sus mimos, su olor, su «estar presente» de alma y de cuerpo.

La vida pasa muy rápido, es efímera, y nuestros hijos crecen a gran velocidad… regalémonos esos primeros meses de gran apego, no dejemos que el vacío de nuestros brazos se sienta, ni que su ausencia sea cómplice de desajustes emocionales e inseguridades en el futuro. Son muchos los estudios científicos que avalan la importancia de la crianza en primera persona, pero al margen de ellos, es que es la esencia de la naturaleza!. Son nuestros hijos, nos debemos a ellos, debemos cuidarlos y amarlos, no son un trofeo a exhibir o un indicador más de éxito…

Es difícil, la vida y la sociedad nos empuja a abandonar nuestros hogares; las medidas de conciliación siguen siendo insuficientes; y lo que es peor:  la mentalidad de la sociedad sigue siendo inhóspita a este reencuentro con la esencia del amor…


(El título es el enlace al artículo publicado el día de la mujer en el que entrevistan a María del Mar Jiménez una de las autoras del libro Una Nueva Maternidad).

Artículo anteriorNo Controle a su hijo: Enséñele autocontrol!.
Artículo siguienteUna mirada al Genio… planazo con niños!
Soy Catalina Echeverry, madre, licenciada en Marketing y Publicidad, Coach, Facilitadora de Disciplina Positiva, Consultora DISC de Comportamiento Humano y ciudadana del mundo. La maternidad no sólo me cambio la forma de ver la vida, sino que me abrió el camino para el cambio continuo. Cada día aprendo algo nuevo, y eso me hace sentirme viva. Soy conferencista, cibercooperante del INCIBE y actualmente trabajo como Consultora de Formación en Habilidades Directivas, un profesión que me ha permitido cerrar mi círculo del propósito en la vida.
Compartir

10 Comentarios

  1. Defender el derecho total a disfrutar de la maternidad es muy bonito. Felicidades por sentirte asi. Ahora bien, para mi no hay un patrón único de comportamiento. El amor es la base. La manera de manifestarlo no es siempre presencial o al menos debe ser de gran calidad. Cada madre debe manifestar su amor y su apego a su manera, es un "contrato" privado. No podemos imponer maneras de criar, los estudios están ahi, es cierto, pero segun las épocas cambian. Amar y demostrarlo, para mi es la base. Un abrazo.

    • Carolina un gusto tenerte por acá. Tal y como le respondí a MC, creo que fue una acotación del periodista.. como digo e el post "regalémonos esos primeros meses de gran apego, no dejemos que el vacío de nuestros brazos se sienta, ni que su ausencia sea cómplice de desajustes emocionales e inseguridades en el futuro. …. Son nuestros hijos, nos debemos a ellos, debemos cuidarlos y amarlos, no son un trofeo a exhibir o un indicador más de éxito…".

    • Claro, claro, Catalina. Si lo sé de MªMar, y me lo imagino de ti 🙂 era más bien un recalcar lo que había dicho Madres Cabreadas, no es negar que vosotras lo digáis 🙂

      El gusto de descubrirte es mío 😉

  2. Que lejos de la realidad está este planteamiento. Las cosas desafortunadamente estan tomando un rumbo muy oscuro, y la poca humidad que nos queda, les niega a las mujeres la posibilidad de sentirse mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 5 =